domingo, 8 de noviembre de 2015

Mi tercer parto. 2º parte

Os sigo contando como fue mi tercer parto. la primera parte la tienes aquí

Baje del taxi sin esperar a Miguel que estaba pagando, entré en urgencias, no había gente solo una celadora en la puerta, la miré, no la dije nada y salió corriendo a por una silla de ruedas, me metió para dentro,las enfermeras me hicieron el tacto para ver como estaba, 7 cm de dilatación, mi cara en ese momento fue de no creerme nada, me bajaron, me desnudé, me dieron el camisón, me senté en la silla de ruedas, el dolor de las contracciones era cada vez mas fuerte y yo sentía que no iba a poder con esto, me pusieron la vía mientras rellenaban el historial, me estaban dando arcadas, vomité y una vez terminaron de rellenar la historia, me sacaron, Él estaba fuera esperándome, subimos en el ascensor, llegamos a paritorios, Él se quedo fuera hasta que le avisaran y pasamos dentro, cuando entré mire la hora las 6:00, me tumbaron y me pusieron los monitores, me hizo tacto otra vez, 8 cm de dilatación yo no me lo podía creer, entró Miguel, la matrona que estaba conmigo no pudo portarse mejor, estaba todo el rato tranquilizándome, estaba ella y la enfermera no había nadie más, se iban y nos dejaban solos, mientras, yo no paraba de quejarme y de decir que quería la epidural, mi matrona me decía que ya estaba de muy dilatada y yo la miraba y la decía que no aguantaba, que no podía más, que por favor viniera la anestesista, mil veces pensé en 9 meses no ponermela, me sé sus consecuencias y pensé en intentarlo, pero una vez allí, el dolor me controló, en ese momento no fui lo suficientemente fuerte para tranquilizarme y pensar que traería otra vida al mundo, que el parto es bonito y puede ser placentero, ya nada de eso ocupaba mi cabeza, solo quería calmar mi dolor.

La matrona que me insistia en no ponerla, al final trajo el consentimiento, firmé sin pensarlo, entre gritos,quejas y lagrimas, todo pasaba muy rápido y yo me quejo mucho, al poco tiempo vinieron a pincharme, en cuanto la anestesista me vio, me dijo que no me la pondría y me hicieron tacto.

- Viviana no te la puedo poner estas muy nerviosa y ya sabes que tienes que estar completamente quieta, las contracciones son continuas... - 
La anestesista se fue

No me lo podía creer,lo que tanto me plantee e intente mentalizarme y no pude en todo el embarazo, iba a pasar, iba a tener un parto sin epidural, tenía ese momento para mentalizarme y tranquilizarme, cosa que no conseguí, me entró mas miedo y no conseguía estar tranquila y disfrutar del momento.

- Si te rompo la bolsa, se va a acelerar más, aré lo que tú me digas.
- Sí por favor, rompela ya

No aguantaba más, no podía esperar a que mi cuerpo decidiera, quería que el dolor terminara y tener a mi bebe conmigo, sabía que si rompía la bolsa estando tan dilatada no tardaría mucho en ponerme a empujar.

La matrona me tranquilizaba, la enfermera estaba a mi izquierda y Miguel a mi derecha diciéndome que iba a poder, que me tranquilizara que solo quedaba un ultimo esfuerzo, estaba todo listo ya para que naciera nuestra hija.

Me entraron ganas de empujar y se lo dije.

- Cuando tengas ganas empuja, es tú parto, tú momento, tú mandas, yo solo estoy aquí para ayudarte pero haz lo que el cuerpo te pida.

En mis dos partos anteriores, nunca tuve esa sensación tan bestia de empujar, la matrona te decía cuando veía que ibas a tener una contracción que empujaras y es ella la que en ese momento me decía lo que tenía que hacer, con la epidural no sientes todo lo que esta vez sentí.

Mis piernas estaban dobladas, agarre fuerte a Miguel y en cada momento que tenía ganas de empujar lo hacía con todas mis fuerzas, no me podía creer el dolor que sentía, lloré y grité, lo estaba haciendo iba a traer a mi bebé.

- Lo estas haciendo genial, ya la estoy viendo, ya está aquí, sigue así.

Escuché esas palabras de la matrona y me valió para darlo todo, pensé que no me quedaban mas fuerzas para seguir, pero empuje, empuje, descase 5 segundos, mientras Miguel me decía que ya la estaba viendo, le abracé y di mi ultimo empujón, sentí como salía la cabeza y después el cuerpo, no puedo describir esa sensación fue increíble, todo el miedo que tenía se fue por un momento y de repente tenía a mi niña encima de mi, ya había acabado todo, ya estábamos juntas.

- ¿Sabes que hora es? las 6:28  lo has hecho genial, felicidades Viviana eres una valiente.

Media hora en conocer a mi niña, al rato, le dijo a Miguel que si quería cortar el cordón y lo hizo, y nos quedamos tranquilas,piel con piel, se engancho al pecho perfectamente.
Cuando sacaron la placenta me miró para ver si me tenía que dar algún punto.

-Estás como nueva, no te tengo que volver a tocar. 

Nos dejaron solos a los tres, no pudo ser mejor, disfrutando del milagro de la vida, de un parto increíble, por mucho que me quejara, sin planear nada salió como mejor podía salir.

Y así fue mi tercer parto,en menos de cuatro años, diferente a los dos primeros, sin enemas, sin epidural, sin puntos...

Allí nos encontrábamos un 22 de septiembre viendo nacer a JIMENA  mi tercera, con un peso de 3,550 de amor.


















6 comentarios:

  1. Tiene q ser precioso sentir a tu bebé nacer pero a la vez doloroso, demasiado pero me alegro muchísimo que hayáis estado super bien las dos juntas!!

    ResponderEliminar
  2. Buffff... ¿Te puedes creer que estoy llorando como una gilipollas?

    En ese momento nos hacemos tan pequeñas... ¡Y en el fondo somos TAN GRANDES!

    Un besazo preciosa. Después de 39 semanas que hemos tenido la oportunidad de compartir y que se han pasado en un suspiro, ¡Jimena ya está ahí! Ahora sólo toca disfrutar.

    ¡Muak!

    ResponderEliminar
  3. Ola k ase? Estoy ojiplática. A pelo!! Guau. Me muero. Lo que me encanta es la bebé, su nombre y que vas a tener que cambiar el del blog jajajaja. Enhorabuena princesa eres una campeona.

    ResponderEliminar
  4. Que maravilloso es parir a pelo ehhh. Te sientes poderosa, la ama de tu cuerpo.
    Indescriptible 😍

    ResponderEliminar
  5. Que maravilloso es parir a pelo ehhh. Te sientes poderosa, la ama de tu cuerpo.
    Indescriptible 😍

    ResponderEliminar
  6. Ains....qué lloro...muy emocionante ...

    ResponderEliminar